Tras los actos fúnebres de Shinzo Abe, la canciller Erika Mouynes fue recibida en el Palacio de Akasaka por el primer ministro Fumio Kishida de Japón. La canciller le comunico los saludos fraternos del presidente Laurentino Cortizo Cohen y del pueblo panameño.